martes, 8 de noviembre de 2011

Divergencias.

-...es que hay cosas que hacen daño y no duelen... - No seas pendejo -le interrumpió.
-Y hay cosas que duelen y no hacen daño -quiso terminar, pero a mitad de la palabra 'hacen' le interrumpió de nuevo y por última vez con dos chingadazos.
-No seas puto -le dijo- y se fue.